Menu

Pasos a seguir para tener una mejor noche de sueño

Es importante obsequiarle a tu cuerpo una buena noche de sueño, esto va a permitir no sólo que puedas relajarte y pensar mejor si no que va a traer muchísimos más beneficios para tu salud..

Sin embargo, es normal que tus ciclos de sueño estén en constante cambio y que en diversas ocasiones si bien es posible que no puedas controlar los factores que intrfieren en el sueño, es posible y recomendable que adoptes hábitos que fomenten una mejor calidad de sueño. A continuación te damos 6 simples consejos para que tus ciclos de sueños sean mucho más productivos.

Respeta los horarios de sueño 

No necesariamente debes dedicarle las ocho horas recomendadas de sueño, tu cuerpo será quien te diga cuánto es el tiempo que necesita para descansar realmente. Sin embargo, lo mejor es que en tu rutina de sueño procures acostarte y levantarte todos los días a la misma hora, pues ser constante refuerza tu ciclo de sueño.

Si vas a la cama y te das cuenta que te toma más de 20 minutos conciliar el sueño, es recomendable que salgas del cuarto y busques hacer una actividad que te relaje.

Presta atención a lo que comes y bebes

Es importante alcanzar un balance en tus comidas y con lo que ingieres. Ten cuidado con la nicotina, la caféica y el alcohol que a largo plazo pueden causar estragos en la calidad de sueño. Procura no irte a la cama con hambre o muy lleno, también evita las comidas pesadas o muy abundantes un par de horas antes de tu hora de dormir pues es posible que la incomodidad es lo que genere la falta de sueño.

Crea un entorno relajado

Diseña una habitación ideal para dormir, que te brinde frescura, tranquilidad y silencio. Procura limitar el ingreso de luz que puede contribuir a evitar que te quedes dormido fácilmente. Limita el uso de pantallas u otros dispositivos que te distraigan del sueño.

Limita las siestas durante el día

Las siestas largas pueden interferir en el sueño nocturno. Si optas por tomar una siesta procura que esta no sobrepase los 30 minutos.

Incorpora la actividad física a tu rutina

Practicar ejercicio regularmente puede ayudarte a controlar mejor tus ciclos de sueño. Pero como cualquier exceso, evita realizar actividad física cerca de la hora de ir a dormir pues la adrenalina que esta genera impedirá que logres conciliar el sueño fácilmente.

Controla tus preocupaciones

El estrés, angustia y ansiedad son unas de las causas más comunes para la falta de sueño. Estas pueden producirte insomnio que más adelante podría convertirse en trastornos de sueño. Procura buscar una actividad que te haga olvidar tus preocupaciones, como el yoga o la meditación.

  • Valora este artículo
    (0 votos)
volver arriba